Depresión mayor

CIE-10: F32.9
CIAP-2: P76

TRATAMIENTO DE ELECCIÓN

Tratamiento Comentarios Dosis adulto Dosis pediátrica GR Enlaces
20-80 mg/d vo A
50-100 mg/d vo A
75-100 mg/d vo (máx. 150 mg/d) A

CIRCUNSTANCIAS MODIFICANTES

Tipo Comentarios Tratamiento Dosis adulto Dosis pediátrica GR Enlaces
No hay mejoría con el tto. de elección escogido Cambiar a otro antidepresivo del tto. de elección
Paciente ≥ 65 años 50-100 mg/d vo A
Depresión con ansiedad 10-40 mg/d vo A
Depresión con inhibición 10-40 mg/d vo A

MEDIDAS NO FARMACOLÓGICAS

  GR Enlaces
Psicoterapia de apoyo consistente en la escucha activa, explicación y educación acerca del trastorno afectivo, permitir que el paciente exprese los síntomas, problemas y temores. Enseñar a priorizar. Ofrecer información sobre el tratamiento, efectos secundarios y el pronóstico de la enfermedad. Tratar de conseguir el apoyo de la familia, establecer objetivos realistas. Valorar siempre las ideas de suicidio. Evitar la toma de decisiones drásticas sobre su vida.

OBSERVACIONES

En la depresión leve, el tratamiento farmacológico no está indicado. Valorar su uso si hay antecedentes de depresión moderada o grave, o comorbilidad asociada.
Cuando un paciente ha recibido tratamiento farmacológico y este ha sido eficaz, siempre se escogerá el mismo. Si no ha existido tratamiento previo, la elección del antidepresivo se basará en el perfil farmacológico y de los efectos secundarios. En el anciano, la paroxetina ha ido mostrando un potencial de efectos adversos, por lo que aconsejan situarla como tratamiento de segunda línea para depresión.
En ancianos se utilizarán dosis iniciales más bajas (la mitad o un tercio de las habituales). En pacientes con enfermedades orgánicas asociadas son de elección los ISRS.
Valorar la respuesta al tratamiento pasadas 4 semanas: si la respuesta es parcial, comprobar adherencia, y aunque con escasa evidencia, aumentar hasta dosis terapéutica máxima hasta las 8 semanas. Si después de 4 semanas no hay ninguna mejoría, valorar cambio de antidepresivo. Si a las 8 semanas no hay respuesta adecuada, cambiar a otro antidepresivo de la misma familia o diferente. Se debe ener en cuenta que hay personas que presentan respuestas más lentas. No hay suficiente evidencia para recomendar la asociación de antidepresivos y si se ha observado aumento de efectos secundarios.
En un primer episodio se aconseja mantener el tratamiento durante 6 meses después de la recuperación clínica. En caso de tres recurrencias, valorar el tratamiento indefinido. En caso de fracaso, se tendría que revisar el diagnóstico y la adherencia, considerar un cambio de medicamento (a otro cualquiera) y revisar los factores contributivos (comorbilidad, alcohol), y si hay más de dos fracasos, remitir al especialista.
No existe información adecuada que diga que citalopram sea de elección en ancianos o que venlafaxina sea más eficaz cuando otro antidepresivo ha fracasado. Los intensos síntomas de abstinencia asociados al uso de venlafaxina pueden manifestarse al saltarse tan solo una dosis. No hay estudios de venlafaxina en pacientes con historial reciente de infarto, y en período poscomercialización se han notificado elevaciones de PA y arritmias graves, por lo que debe administrarse con precaución en pacientes con isquemia miocárdica aguda, enfermedad cerebrovascular aguda y ventriculares. Se conocen casos de ideación suicida en niños y adolescentes con depresión tratados con paroxetina. En España, fluoxetina es el único ISRS que tiene autorizada la indicación en el tratamiento de la depresión en niños y adolescentes. Se recomienda retirar los ISRS durante el 3.er trimestre de embarazo cuando sea posible, porque se ha informado de síndrome de abstinencia neonatal caracterizado por convulsiones, llanto anormal, temblores. Mirtazapina es un antidepresivo atípico acerca del cual, con la información que se tiene, no puede decirse que suponga ninguna ventaja terapéutica. Escitalopram tampoco parece aportar ninguna ventaja práctica sobre citalopram. Según la información disponible actualmente, no puede decirse que la duloxetina aporte una ventaja terapéutica con respecto al resto de los ISRS. Se han notificado casos de daño hepático con duloxetina, por lo que debe emplearse con precaución en pacientes que estén tratados con otros medicamentos que también se asocien con daño hepático.

ENLACES RELACIONADOS

Información para el paciente
Depresión. Depresión crónica. Distimia

Utilizamos las cookies para asegurarnos de que proporcionamos la mejor experiencia al usuario de nuestra web. Si continúa utilizando este sitio web, asumimos que está de acuerdo con ello. Más información | Ok